Actualidad / La Ruta 66: The Main Street of America

La Ruta 66: The Main Street of America

14 agosto, 2012, Comentarios desactivados

Tras conocer hace dos semanas que mediante una promoción turística, España quiere convertir la Ruta de la Plata en la Ruta 66 norteamericana, hemos querido adentrarnos en la historia de esta mítica carretera, que se ha convertido en protagonista de multitud de obras, ya sean literarias, musicales o, incluso, cinematográficas, formando parte de la cultura pop angloamericana.

Y es que recorrer la Ruta 66 es un espectáculo para el turista que viaja a través de ella, ofreciéndole un viaje que brinda un recorrido panorámico prácticamente de punta a punta del país, llegando a atravesar 8 Estados y cruzar 3 franjas horarias.

Foto de www.xatakafoto.com

Aunque es común recorrer la Ruta 66 en coche, 4×4, furgoneta o autocaravana, muchos nostálgicos deciden recorrerla en moto, si es en una Harley-Davidson mejor; o en un Cadillac Ranch, que hace pensar al viajero que se ha colado en una película “made in Hollywood”.

Los principales propulsores de esta Ruta 66, fueron Cyrus Avery y John Wood-ruff, empresarios de la época que en 1923, unieron sus esfuerzos para que se construyera una vía que enlazara Chicago con Los Ángeles, cruzando el país de Este a Oeste, pasando a través de Misuri, Kansas, Oklahoma, Texas, Nuevo México, Arizona y California.

Hoy en día, la Ruta 66 ha sido descatalogada a favor de las nuevas autopistas, siendo imposible recorrerla de una tacada como se hacia antes aunque, con una buena planificación, es posible realizar un 80% de su antiguo recorrido sin desviarse demasiado.

Esto no es motivo para dejar de visitarla, ya que los pequeños comercios locales de la mayoría de los pueblos por los que pasaba la antigua Ruta, se dedican a mantener vivo el recuerdo de la Ruta 66 y muchos de ellos se muestran orgullosos de ello, beneficiándose de la afluencia de turistas, por lo que cada vez es fácil encontrar alojamiento de todo tipo.

A lo largo de sus 3.939 Km. de recorrido, existen diversas ofertas de ocio y culturales, ofreciendo al turista la posibilidad de realizar la ruta a su gusto.

Pero los moteles de carretera con luces de neón, gasolineras, cafés típicos y viejos bares de carretera donde comer una de las enormes hamburguesas, con su correspondiente ración de patatas fritas, que se diseminan a lo largo de la ruta mas mítica de los Estados Unidos, ya de por si te permite adentrarte en la cultura y en la historia norteamericana.

Carreteras inacabables atraviesan escenarios de ensueño en este trazado ideal para una pequeña aventura en la carretera. Todo un “Road Trip”, que permiten viajar simplemente por el placer de hacerlo.

Los comentarios están cerrados